Automotriz

Presentando a B iQ.

¿Han visto el meme del que se la pasa viendo carros que no puede comprar? Me identifico plenamente con eso, solo que en mi caso veo coches que en teoría si puedo comprar con un bajo presupuesto. Y es gracias a ese pasatiempo costoso que en esta ocasión encontré a B iQ.

Confieso que muy dentro de mi, siempre quise un iQ, tengo una obsesión por los autos diminutos, y además, seamos sinceros, el Toyota, en este caso, el Scion, es lo más cercano a un Forfour en tierras Yankees.

Además, bien dicen que los niños traen la torta bajo el brazo, y con el nacimiento de mi heredera número 10 llegó el iQ que con un poco de imaginación o sin usar lentes para los miopes se ve casi igual iQ y 10…

En fin, después de meses de búsquedas frugales me encontré a B iQ relativamente cerca, con relativamente pocas millas y lo mejor, a un precio mucho menor que otros ejemplares más correteados. Por si fuera poco, gracias a las habilidades para regatear de mi amada esposa, el precio inicial bajó aún más.

Además como alguien mencionó era negro, era una señal Divina. Teníamos que adoptarlo. Para no hacer el cuento largo, lo encontré un Sábado, lo conocimos y apartamos el Domingo y el Lunes ya dormía en casa.

B iQ es un Scion – tecnicamente un Toyota – iQ, ese microauto que le quiso sacar canas verdes a smart y no lo logró. Es modelo 2012, el primer año que se comercializó en Estados Unidos, acaba de cumplir 80,000 millas y no tiene equipo extra es por eso que lleva tapones tratando de cubrir los rines de acero oxidados y tampoco tiene faros de niebla ni navegación aunque si Bluetooth y es una bendición, porque ya no puedo vivir sin el diente azul ni Youtube Music.

Algunos se preguntarán por el nombre tipo marciano de Star Wars, en lo personal dí opciones como Nito, Soruyo, Kalimba, Cirilo, Aminowana, entre otros, al final quedó B iQ es la “B” por la primera letra del color del auto en Inglés porque poniendo el nombre completo en esta sociedad de cristal actual más de alguno se ofendería. Por cierto, se pronuncia “BiKiu” no Bik ni BiAiKiu.

Mi pretexto o excusa para adquirirlo fue que yo llevo en ocasiones 3 niñas a la escuela y las tengo que llevar ya sea en la van para 12 pasajeros o en la minivan para 8 personas, utilizando solo la mitad o incluso la tercera parte de los vehículos. ¡Tremendo desperdicio de espacio! Aparte, a la hora de la salida de la escuela tengo que irme media hora antes para encontrar estacionamiento. ¡Tremenda perdida de tiempo! Con B iQ se resuelven ambos problemas.

Ya les platicaré como se porta, sus peculiaridades y por supuesto, habrá comparativa con 2 de sus hermanos postizos.

En conclusión, B iQ es un pequeño lujo que gracias al trabajo y al papá Gobierno pudimos darnos. ¡Bienvenido a casa B iQ!

2 pensamientos en “Presentando a B iQ.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s