Automotriz/Manejando

Manejando: Ford Mustang Premium Convertible 2020.

Dicen  las malas lenguas que un taco sin tortilla, una comutadora sin internet y un milenial sin celular tienen algo en común: son inútiles el uno sin el otro. Tambien dicen las malas lenguas que un Mustang sin el motor Coyote V8 es inutil.

Y es que los ingenieros de Ford se les ocurrio ponerle al ¨Pony car¨ el motor de un Focus, pero no el de cualquier Focus si no el del extinto RS.

Claro que esa especificación  se escuchaba mas impresionante cuando se hablaba del Focus con motor de Mustang y no lo contrario como con nuestro invitado de hoy.

Pero no todo es malo con este Mustang, pues si bien es cierto que al despertar no relincha como el V8, también es verdad que no suena como minivan como el  Challenger  V6.

Ademas, el 2.3L de 4 cilindros tiene la nada despreciable cantidad de 310 caballos. ¿Quién extrañará 150 potros? Seguramente todos, pero al menos, en teoria debe de ser mas facil de domar un Mustang EcoBoost por lo que  bajan las posibilidades de terminar en Youtube haciendo el ridículo.

La transmision es automática de 10 velocidades y la manual de 6 cambios sol las opciones en ambos motores. Si preguntan por el Mustang V6, es historia.

El Mustang EcoBoost se siente bien plantado y responde de inmediato a nuestros deseos como si fuera el Genio de Aladín. Y mientras la posición de manejo es incluso cómoda para los pasajeros delanteros, las plazas posteriores son mero adorno pues ni niños ni enanos entran ahí placenteramente. Entrega un rendimiento de 21/31 MPG, mucho mejor que el 15/25 del V8 o 14/21.

Y ya que estamos criticando el interior, en lo personal no soy fan del diseño del tablero, aunque entiendo sus razón, lo que si si no entra en la cabeza es por qué Ford cree que es buena idea utilizar las mismas palancas de direccionales y limpiabrisas en su auto icónico que las que llevan el Fiesta, Fusion e incluso la Transit, Tache. A su favor tiene una alfombra fácil de limpiar y una cámara de reversa decente.

La unidad manejada, siendo un Premium Convertible, con su precio inicial de $37,185 USD, se ubica casi en medio de la gama Mustang 2020 tanto en posicion como en precio. El rango de precios es de entre $26,670 por el simplemente llamado EcoBoost y $ 73,435 por el Shelby GT350R, Aunque parezca extraño, el GT500 no es el más caro.

Los colores disponibles, aunque no en todas las variantes son  los  siguientes:

  • Negro Sombra
  • Blanco Oxford
  • Gris  Magnético
  • Plateado Icónico
  • Azul Kona
  • Azul Velocidad
  • Anaranjado Remolino
  • Rojo Carrera
  • Rojo Rápido
  • Verde Lima ¨grabber¨

No hace falta mencionar que los rivales más directos del Mustang  son sus paisanos el par de ¨ Muscle cars¨ Chevrolet Camaro y Dodge Challenger, aunque por su precio  y/o prestaciones pudiera competir con otros coupés y convertibles deportivos.

A fin de cuentas, el Mustang ha mejorado muchísimo, ya  no solo es bueno para arrancones, ahora también puede ser disfrutado en otros tipos de manejo como en curvas o circuito, aunque los inexpertos pueden quedar en ridículo, sino me creen, solo busquen en Youtube “Mustang leaving car show” para que vean a lo que me refiero. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s