Automotriz/Manejando

Manejando: Cadillac Escalade ESV 2020.

Justo cuando está a punto de salir a la venta la nueva Escalade me ha tocado manejar una de la generación saliente y con eso confirmo las críticas de las malas lenguas: las SUVs de GM son demasiado parecidas y eso no es bueno, y menos para la Cadillac.

No es secreto que la Chevrolet Tahoe/Suburban, GMC Yukon/Yukon XL y Cadillac Escalade/Escalade ESV comparten plataforma, tren motriz y cientos, tal vez miles de componentes, y es precisamente por eso que las 3 tienen un comportamiento idéntico.

Si las manejaramos con los ojos cerrados no sabríamos cual es cual y seguramente chocaríamos a un metro de iniciada la prueba, pero créanme, las 3 se manejan igual.

Claro, no esperen manejo como auto deportivo y rendimiento de híbrido estas sí son SUVs como Dios manda y por tanto son unos mastodontes que deboran combustible al por mayor. A cambio se tienen vehículos que pueden hasta con 8 pasajeros en el caso de la Cadillac con espacio de sobra, aunque la tercera fila no tanto por aquello de la suspensión trasera rígida, cosa que se soluciona en el modelo entrante con la suspensión independiente del eje posterior.

Ahora, para los que se preguntan si vale la pena elegir una Escalade sobre una Suburban o Yukon, eso es cuestión de gusto y profundidad del bolsillo ya que mientras la Suburban tiene un precio inicial de $51,700 y la Yukon de $53,400 hay que desembolsar $79,490 USD por la Cadillac, como suponemos, esos más de $20,000 dólares de diferencia garantizan que la Cadillac base lleve de serie todo lo que la Chevrolet o GMC tope de gama tienen en cuestión de equipamiento.

 

Es bueno aclarar que hay en total 4 ariantes de la Escalade ESV, la sin título especial con su mencionado precio de entrada, le sigue la versión Luxury y su precio de $85,090, después llega la Premium Luxury que hay de pagar $89,400 por tenerla y por último tenemos la Platinum que cuesta $96,590 USD.

Está disponible en 8 colores:

  • Negro Cuervo, como nuestra invitada
  • Blanco Cristal
  • Gris Acero Satinado
  • Gris Sombra
  • Plateado Radianto
  • Azul Oscuro Adriático
  • Café Oscuro Moca
  • Rojo Pasión

Mencioné que la Suburban, Yukon XL y Escalade ESV se manejan igual, y eso que la Cadillac lleva un motor más grande: el 6.2L V8 con 420 HP unido a una transmisión automática de 10 velocidades. Solo la Yukon Denali lleva ese motor también pues la Suburban y la Yukon normal son movidas por el 5.3L V8 con 355 HP acoplado a una caja de 8 marchas.

Entonces, en lo personal no creo que valga la pena pagar $25,000 USD extras por tener una Escalade 2020 con respecto a sus parientas de Chevrolet y GMC pues la palanca de velocidades es la misma, los controles de seguros, ventanas y luces son los mismos, vamos, que hasta los estribos son los mismos y que una de $80,000 dólares lleve fijos en lugar de eléctricos es inconcebible. Alfombra, tapetes y cámara de reversa son los mismos, y mientras los 2 primeros elementos son fáciles de limpiar, el tercero tiene una mala imagen y eso es imperdonable en el SUV insignia de una marca premium.

Pero esa es mi humilde opinión, habrá quién quiera pero sobre todo, que pueda adquirirla y estar feliz y satisfecho son su compra.

Ciertamente espero que eso cambie con la nueva generación que fue presentada y está a punto de salir a la venta, cuando tenga la oportunidad de manejarla, ya les contaré. Espero que sea más pronto que en esta ocasión y que cuando eso suceda la Escalade me deje con una mejor impresión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s