Automotriz/Ya a la venta

Mercedes-AMG GLC 63S 2020: La Super Crossover Coupé

503. ¿Recuerdan ese número en la reseña de la X4 M? Si, es el numero de los caballos que lleva la BMW.

Pues bien, no creo que sea casualidad, coincidencia o azar que su archirival, la GLC Coupé 63S tenga exactamente la misma potencia. Ni un equino menos, ni un potro extra: 503.

Así se reñida está la cosa entre este par de Germanas. La mayor diferencia entre ambas es que la de Munich lleva un motor 3.0L V6 mientras le de Sttutgart necesita un litro más de despazamiento y 2 cilindros más  para lograrlo. Otra similitud entre la AMG y la M son las ruedas que son de 20 pulgadas de serie o 21 opcional. Y mientras la Mercedes lleva una caja automática de 9 cambios, la BMW tiene una transmisión de 8 velocidades.

Para los que 503 HP son muchos ponies que dormar, AMG ofrece 2 opciones menos potentes: la simplemente llamada GLC 63 que lleva el mismo motor aunque descafeinado a 469 HP y un precio inicial de $76,500 USD y más abajo está la GLC 43 con un motor 3.0L V6 con 385 HP y precio de entrada de $63,000 dólares. Volviendo a nuestra invitada, la GLC 63S, hay que desembolsar $84,100 USD para poseerla. Para comparar, la GLC Coupé normal es movida por un motor 2.0L de 4 cilindros con 255 HP y su costo inicial es de $50,000 dólares.

Queda entonces la pregunta: ¿Que le mete AMG aparte de otro motor para cobrar $34,000 USD extra? Suspención y sistema de escape ahora con salidas redondas más deportivos, modos de manejo distintos, parrilla, faldones, fascias y spoiler diferentes, además de innumerables emblemas. Aunque todo esto se opaca al darnos cuenta que el motor que reside en la GLC 63S es casi el equivalente a 2 de los que viven en la GLC 300, y aún asi logra rendir 16/22 MPG.

Es bueno aclarar que la GLC 63S solo está disponible en la variante coupé ya que no existe una versión “S” en la GLC convencional, al menos en Estados Unidos.

Al igual que las GLC que no son retocadas por AMG, la GLC 63S recibe nuevos faros, calaveras y el sistema de inforenimiento actualizado con el sistema MBUX, panel de instrumentos digital de 12.3 y pantalla – ahora táctil – de 10.2 pulgadas para controlar las funciones del vehículo. Debido a que no es generación nueva no lleva las pantallas juntas como los nuevos Mercedes Benz.

 

 

La GLC coupé se ofrece en 11 colores y no importa si son o no son retocados por AMG, las tonalidades disponibles son las mismas:

  • Negro
  • Negro Obsidiana
  • Blanco Polar
  • Blando Diamante
  • Gris Selenita
  • Gris Selenica Opaco
  • Gris Grafito
  • Plateado Irido
  • Plateado Mojave
  • Azul Brillante
  • Rojo Cardenal

Si bien BMW inventó el segmento, Mercedes Benz nos muestra que su GLC Coupé es un vehículo nicho, y cuando lo retoca AMG se hace además, deseable. Gracias a Mercedes Benz Aristocrat por las facilidades otorgadas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s