Automotriz/Manejando

Manejando: VW Atlas (Teramont) SE V6 2019.

Dicen que “más vale tarde que nunca”, y eso es lo que ha hecho VW para llegar al segmento de los crossovers medianos de 3 filas de asientos. VW ha llegado tarde pero sin sueño y lo hace con un vehículo interesante a pesar de su diseño exterior tan simple y una cabina tan modesta en apariencia.

Y es que VW quiere ir sin riesgos y a la segura: sabe que la gente no ha olvidado su fiasco llamado “Dieselgate” y todavía recuerda que la Touareg se volvió tan sofisticada para los gustos Yankees que de plano mejor dejó de importarla.

Con el mercado anglo-sajón en mente, VW ha hecho una camioneta enorme para sus propios estándares y la ensambla incluso en Estados Unidos.

Ahora, hagamos una pausa, ¿Por qué en la Unión Americana y Canadá se llama Atlas y en la República Mexicana y el resto del mundo responde al nombre de Teramont? Tal vez VW México temió que la llamaran aClas…no se me ocurre otra teoría.

Así pues, tiene una apariencia seria tirándole a tosca, con líneas cuadradas. Nada de trazos exagerados o sin sentido. Lo más llamativo, siendo sinceros, son las luces diurnas LED que le dan un toque distintivo.

Lo mismo pasa en el interior, donde no ganará concursos de belleza debido a una clara falta de inspiración por parte de los diseñadores, pero si ganará adeptos ya que lleva de serie varias ayudas al conductor. Otros puntos a favor los logra la interface del sistema de infotenimiendo, la nitidez de la imagen de la cámara de reversa, y lo más importante: una alfombra fácil de limpiar. Cada que puede, VW presume que la Atlas tiene 17 porta-vasos siendo apenas superada por la Toyota Sequoia que tiene hasta 18 y la Subaru Ascent que lleva 19.

El acceso a la tercera fila es fácil y el espacio es lo suficientemente cómodo para un par de adultos, aunque raramente hay espacios vacíos a ambos lados de los asientos y la parte baja no tiene alfombra por lo que la carrocería está expuesta, para compensar, la cajuela está mucho mejor lograda que incluso la que lleva la generación saliente de la pionera del segmento, la Ford Explorer.

La unidad manejada como dice el título era la V6 que es un 3.6L con 275 HP que es más que suficiente para moverse con soltura, emana incluso un sonido que no es característico del segmento a menos que estemos manejando una Dodge Durango RT, pero esa lleva un motor V8. La VW teniendo 2 cilindros menos no logra un rendimiento especular: 17/23 MPG pero gracias a una suavidad de marcha que absorbe las imperfecciones del camino se compensa el consumo. Si de plano eso inquieta al comprador, VW ofrece el motor 2.0L de 4 cilindros con 245 HP que promete recomer hasta 20/26 MPG.

En Estados Unidos se ofrece en la nada despreciable cifra de 15 versiones, así que no perderemos tiempo y solo les diré que el rango de precios es de entre $30,895 y $48,395 dólares.

Los colores disponibles son 8:

  1. Negro Profundo
  2. Blanco Puro
  3. Gris Platino
  4. Plateado Reflex
  5. Azul Tourmaline
  6. Azul Pacífico
  7. Rojo Fortana
  8. Café Terra.

En resúmen, la VW Atlas (Teramont) es una opción más que interesante en un segmento en boga, cada vez con más y mejores ejemplares donde las ya establecidas tienen que actualizarse para sobrevivir y las nuevas tienen que dar lo mejor de sí, en ese aspecto, la VW lo hace.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s