Automotriz/Ya a la venta

Mercedes Benz Clase S Convertible 2017: 46 años después.

  • Introducción:

Otro convertible adorna la gama Mercedes Benz, el auto insignia aparte de perder un par de puertas como modelo 2016 ha perdido el techo como modelo 2017 pero gana un pedestal al convertirse más que en un coche nicho: capricho.

Como Mercedes que es, desborda elegancia, como Clase S que es, le sobra estilo. Conozcamoslo a fondo:

  • Diseño y cambios:

Todos sabemos que la diferencia es muy notable entre un Clase S sedán y el coupe que comparten plataforma y tren motriz pero no estética.

Cosa contraria pasa con el Clase S convertible que es practicamente un coupe sin techo. Por lo tanto, aunque el auto tiene más inclinaciones deportivas y más cuando es retocado por AMG, la verdad es que el Clase S cabrio se inclina a ser un GT, un gran turismo, es decir, un auto de lujo, grande, potente que además es convertible, cuyo únicos propósitos es ser disfrutado y presumido.

El Clase S convertible 2017 es una especie de yate lujoso terrestre: es largo, ancho, bajo, moderno y lleno de comodidades y tecnología.

Mercedes Benz promete a sus ocupantes que llegarán peinados o con sombrero intacto a su destino aún si el recorrido es con la capota abajo mediante el uso de un labio extendible en el marco del parabrisas que enviará el aire sobre la cabina.

Dentro del habitáculo los 2 suertudos pasajeros de las plazas delanteras tendrán tronos cómodos que dan masaje, se calientan y enfrían y por si fuera poco tienen todavía el controversial pero muy bienvenido sistema llamado “Airscarf” que no es otra cosa más que salidas de aire en el respaldo a la altura del cuello. Los pasajeros de atrás, como es típico en este tipo de autos, irán seguramente apretados e incómodos si los de adelante no quieren sufrir. De lo que si pueden disfrutar todos es del sistema de aromaterapia integrado.

  • Tren motriz y rendimiento:

El auto que hoy vemos es el S550 el cual lleva un motor 4.7L V8 biturbo con 449 HP, aunque arriba se encuentra el AMG S63 con su motor armado a mano 5.5L también V8 biturbo con 577 HP. Mientras al primero lo ayuda una transmisión de 9 marchas, el AMG está acoplado a una caja con 7 marchas.

Los números importantes son la aceleración 0 a 60 MPH en 4.6 y 3.8 segundos respectivamente. El rendimiento que a los dueños no les ha de importar, es de 19 MPG en ciudad y 25 en carretera en el caso del S550 y de 14 y 22 en el AMG.

  • Versiones, precios iniciales y colores disponibles:

Como todo Mercedes, las versiones dependen de las motorizaciones, y en el caso del Clase S cabrio son de momento 2 con los siguientes precios de entrada mostrados en dólares:

  • S550: $131,400
  • AMG S63: $176,400.

Los colores a escoger son 14, todos muy sobríos y con tonalidades en negro abundantes:

  1. Negro
  2. Negro Magnetita
  3. Negro Obsidiana
  4. Negro Rubí
  5. Negro Mocha
  6. Gris Selenita
  7. Gris Alanita opaco
  8. Plateado Iridio
  9. Plateado Diamante
  10. Blanco Diamante 
  11. Blanco Cashmere opaco
  12. Verde Esmeralda
  13. Azul Lunar
  14. Azul Antracita.

Para asegurar que casi no haya 2 autos iguales, los compradores pueden elegir entre 4 colores para la capota: negro, azul, beige y rojo obscuro. También hay 4 diseños de rines a escoger, 9 colores para las vestiduras y 6 tipos de insertos desde madera hasta fibra de carbono. Más personalización solo se encuentra en los autos exóticos de super lujo.

Y es que el AMG S63 puede llegar a costar hasta $220,675 USD eligiendo lo más caro de las opciones así como los paquetes y opciones disponibles como el sistema de audio de $6,400 dólares, los frenos cerámicos de $8,950 USD entre otras cosas. Ese precio ya es claramente territorio exótico y eso que todavía no sale el AMG S65 con su motor V12.

La unidad que aqui vemos es el S550 color gris selenita y tiene un precio de $150,915 USD.

  • Segmento y competencia:

El Clase S cabriolet 2017 es un convertible grande, de lujo, un gran turismo basado en un sedán que realmente no tiene competencia directa, es decir, Audi no ofrece un A8 cabrio ni BMW un Serie 7 descapotable. Sin embargo, relajando un poco la cuestión, por precio, prestaciones o ambos podriamos decir que el BMW M6 cabrio, el Maserati GranCabrio, e incluso el Bentley Continental GTC V8 y el Aston Martin DB9 GT Volante pueden ser otras opciones para los compradores de este tipo de autos.

  • Modelo anterior:

Han pasado 46 años desde que Mercedes ofreció un convertible insignia de 4 plazas, el 280 SE que dejó de venderse en esa carrocería en 1971, muchos medios dicen que han pasado 44 años pero es que el concepto se presentó en el 2015, Mercedes Benz dice que han sido 45 años, pero es que el auto es teoricamente modelo 2016 en su natal Europa, en América el carro es modelo 2017 por lo tanto yo lo cuento como 46 largos años sin un Mercedes Benz con las características del Clase S que vemos hoy. Como es costumbre de este sitio de poner imagenes propias y aunque seguramente tengo pero no se donde están les tocará “googlear” MB 280 SE” para ver el antepasado de nuestro invitado.

  • Conclusión:

El Mercedes Benz Clase S convertible 2017, como dice la propia armadora: “alcanza el cielo de una manera más literal”. Gracias a Mercedes Benz de Kansas City, Missouri, y a Mike Crawley por las facilidades otorgadas.

alsrac

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s