Automotriz/Smart/Viajes

El Prieto y yo…Una gran aventura. Sábado. Parte 3.

El Sábado 14 de Noviembre sería un día muy especial: era el arranque oficial de la Reunión Nacional del smart Club México 2015 y era también la presentación en sociedad del Prieto. Había que dejarlo impecable, rechinando de limpio, sin patinada de mosca.

Tenía que borrar 24 horas de manejo y el haber sido utilizado como comedor. Un autolavado local no pudo cumplir su promesa de lavar el auto en 15 minutos y eso que el Prieto es, en teoría y medidas la mitad de un auto convencional.

De regreso al hotel sede sentí lo que es ser famoso, el ser el centro de atención. Siguió la caravana rumbo al Centro de Congresos, lugar donde se llevó a cabo el registro del evento y lugar donde se repitió la sensación de ser el centro del universo.

Este fue un momento inolvidable, estaba en una Reunión Nacional, varios viejos amigos aventureros coincidiamos nuevamente y muchos más que solo conocía por medio del foro del club por fin los conocía en persona, y es que como ya lo he dicho, no hay nada mejor que ponerles cara a los nicks.

Después del registro siguió la formación del rally por puntos de interés de Querétaro, pero antes fue la foto oficial de los participantes en la explanada del lugar.

El salir todos los autos en filas de 5 columnas fue un momento digno de poner la piel de gallina: pequeños motores rugiendo, pequeños autos con ganas de correr y sus orgullosos dueños con deseos de disfrutarlos, solo los apasionados que en este caso eramos todos los asistentes sabemos lo que es esa sensación.

Durante el recorrido por algunas de las atracciones de la ciudad me dí cuenta de lo bonito que es México, sus calles empedradas o adoquinadas y diminutas, perfectas para un smart.

Pude apreciar la diversidad de su arquitectura, la variedad de su cultura y la amabilidad de su gente.

Entre los lugares visitados – solo por fuera por falta de tiempo – están:

La Iglesia de la Santa Cruz:

El Acueducto:

La antigua estación del tren:

El Estadio Corregidora:

El Cerro de las Campanas, en este último lugar los pequeños autos sirvieron de fondo en parte de la sesión fotográfica de una quinceañera:

Acto seguido nos transladamos a comer a un lugar muy rústico y moderno a la vez llamado “La Glotonería” que se caracteriza por tener varias “food trucks” con distintos platillos a escoger. Mi elección fue comida Argentina: un Choripan con Chimichurri acompañado de papas al Romero, sí, lo se, merezco pamba por seguir en México sin probar la comida mexicana.

Ya con la panza llena y el corazón contento nos fuimos al hotel sede donde fue la foto oficial de los autos en Querétaro:

Alli mismo hubo un show de payasos, que aclaro, no son payasos cualquiera, para empezar, su vehículo empresarial es un Fortwo y con eso automaticamente suben de categoría, además su show es completamente familiar, por si fuera poco, son todas una celebridades en Querétaro: Lalín y Choforina.

Para la cena los organizadores eligieron un lugar muy original que con su temática playera hacía olvidar el frío. Después de cenar, un trío de comediantes locales hizo reír a muchos, puso incómodos a otros y ni ellos se perdonaron sus propios defectos e incapacidades.

Una vez concluída la cena – show regresamos al hotel sede a dormir donde la familia Toto muy amablemente hospedó a este peregrino.

Esta historia continuará…

alsrac

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s