Arquitectura/USA/Viajes

Vacaciones Verano 2015. Dia 2. Parte 3.

Tal y como lo habían pronosticado, el Martes 7 de Julio es un día muy lluvioso, por fortuna, lo planeado para ese día se disfruta bajo techo.

La primera parada no es oficialmente un destino turístico o atracción como tal, pero si es escala obligatoria para los amantes de los buenos autos.

Sin más rodeos: St. Louis Motorsports que en 2 edificios alberga millones de dólares – literalmente – en inventario ya que es distribuidor autorizado – en orden alfabético – de:

  • Aston Martin
  • Bentley
  • Bugatti (aunque por razones obvias – no producción de autos actualmente y todos los 450 Veyrons vendidos – no tenía autos).
  • Lamborghini
  • Lotus
  • Maserati.

Y aunque es la segunda vez que voy a este paraíso vehicular, es la primera vez que tengo la fortuna de entrar (la vez pasada fui en Domingo y estaba cerrado).

Hoy los deleitaré con vistas generales, posteriormente les traeré algunos super-autos de forma individual. Disfrutenlos:

Incluso en el área de servicio se alcanzaban a ver buenos autos:

Después de admirar tremendos autos fuimos al monumento más famoso de la ciudad: el Arco.

Apenas cumplirá 50 años y por tal motivo los alrededores están siendo renovados para dejarlo más espectacular, pero ojo que es adjetivo calificativo solo aplica al lado de Missouri que explota el potencial del lugar al 100%. Cruzando el río Mississippi ya es Illinois y aparentemente ese estado es indiferente a la zona.

Para los que no sepan, el Arco simboliza el inicio de la civilización en territorio Estadounidense hacia el Oeste. Otro dato interesante es que se puede subir hasta la cúspide del mismo. Ir a St. Louis y no subirse al Arco es como no haber visitado la ciudad.

Debido a que es un monumento, forma parte del sistema de Parques Nacionales y la seguridad a la entrada es muy similar a la de los aeropuertos. Es altamente recomendable el ir entre semana, en un día lluvioso y un par de horas antes de que cierre, con esto se asegura poca gente y se disfruta más la experiencia.

Se sube mediante uno de 8 elevadores localizados en cada base. Cada mini elevador parece una cápsula espacial sesentera, tarda aproximadamente 3 minutos en subir los cerca de 170 metros.

Una vez arriba bajandose de los elevadores, todavía hay que subir al menos 2 decenas de escalones para llegar a lo más alto.

Se sabe de antemano, debido a la forma del Arco, que las superficies planas son inexistentes, lo que no se sabe es que personas claustrofóbicas y con miedo a las alturas se enfrentarán a sus grandes miedos una vez arriba. Se tienen unas diminutas ventanas para ver hacia el exterior, pero para ver mejor hay que inclinarse, recargarse, incluso acostarse. No faltará quienes sientan vértigo.

Al asomarse por las ventanas vemos, por un lado, la civilización, lo verde, lo bonito, lo cuidado que es el lado de Missouri.

Por el otro lado tenemos todo lo opuesto en la parte de Illinois.

Se puede permanecer arriba del Arco el tiempo deseado, aunque una vez visto todo no tiene sentido permanecer en las alturas. Una vez de regreso a la tierra es obligatoria la parada en la tienda de souvenirs, aunque también hay un museo.

Fuera del Arco nos espera otra aventura: Paseo en calandria. Sorprendentemente toda la Flia. R.G. entra en una. Pero, ¡oh sorpresa! Que no nos hemos subido a cualquier calandria sino a una remolcada por “Bud”, un caballo Percherón famoso. La razón de su fama: Hace pocos días, al bajarse por un instante su chofer, conductor, o cualquiera que sea el título de los calandrieros, Bud decidió que era hora de irse a casa, y se fue el solo, trotando por varias calles de St. Louis, no faltó quien capturara parte del momento: Nota y video aqui.

El paseo ha valido la pena, a velocidad calandria se ve todo desde otra perspectiva y se tiene más tiempo para tomar fotos, solo que estaba con el techo puesto por aquello de la lluvia, además, se perciben más olores, incluyendo los del desecho del caballo.

Una vez terminado el recorrido, es hora de cenar e irnos al hotel a dormir. Al día siguiente hay que madrugar y continuar con el viaje, y ese Miércoles 8 de Julio promete ser un día para recordar.

alsrac

Anuncios

3 pensamientos en “Vacaciones Verano 2015. Dia 2. Parte 3.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s