Automotriz/Car Show

ACC15: Chrysler Turbine 1963.

Un auto único en su especie de todos los tiempos es este Turbine de Chrysler. Su principal característica, como su nombre lo indica, es tener una turbina por motor, toda una proeza de ingeniería.

En los años de los 60 con todo el frenesí de la era espacial, Chrysler inició un proyecto de autos con motor de turbina que sería probados por individuos durante cierto periodo reportando sus experiencias.

Solo se produjeron 55 unidades. Casi todas eran iguales en cuanto a color: un tono de naranja llamado “Heladas de fuego”. La carrocería del auto era a mano en Italia por Ghia, transportada a Detroit donde se terminaba de ensamblar el auto. El proceso duraba una semana una vez recibido el “cascarón”.

El motor de turbina generaba 130 HP y 425 libras/pie de torque, el rendimiento no era su fuerte, y es que el motor en ralentí gira a 15,000 rpm. Sin embargo, lo más importante es que podía operar usando distintos combustibles, entre ellos: gasolina, diesel, queroseno, combustible para aviones y se dice incluso que cuando fue a París le pusieron perfume Chanel No. 5 y cuando estuvo en México le pusieron tequila y en ambos casos el auto operó exitosamente.

Si 55 es un número muy bajo de unidades, se redujo todavía más, y es que al final del periodo de pruebas la mayoría fueron destruídos, sobreviviendo solo 9 ejemplares. Uno de ellos pertenece al Museo de la Transportación de St. Louis, Missouri, es el auto que aquí vemos.

En todo el auto hay detalles emulando turbinas como los adornos enmarcando las luces delanteras y en la consola central en el interior.

Entre las causas de su desaparición tenemos varios factores, era muy costoso de producir, el ruido que emite si bien si se escucha como turbina de avión al encender, durante el manejo se escucha como una aspiradora. Otras teorías que circulan es que los destruyeron para evitar las tarifas de importación, o porque no pasarían las futuras pruebas de emisiones. Lo cierto es que no es raro que las armadoras destrocen prototipos para evitar muchas cosas, por ejemplo, el que la propiedad intelectual sea copiada.

El Chrysler Turbine se adelantó a una época que nunca llegó, hoy en día es una pieza de historia automotriz muy importante, un auto ciertamente, digno de museo.

Para más información les recomiendo ver este video, (si tienen casi 25 minutos libres) es muy interesante ya que muestra metraje de su producción, además el anfitrión es Jay Leno, orgulloso propietario de uno de estos autos:

alsrac

Anuncios

Un pensamiento en “ACC15: Chrysler Turbine 1963.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s