Automotriz

Adaptandonos y acostumbrandonos a Mechota.

En caso de que sigan con la cruda: ya estamos en el 2016, y ya pasó un mes desde que adoptamos a Mechota. Ya tengo una idea de como es, como se comporta y como funciona, pero seguimos adaptandonos y acostumbrandonos a ella.

¿La razón? Mechota es completamente diferente y distinta a todo lo que había manejado antes. Para empezar: Aunque su presencia impone por el tamaño y la estrella que adorna su parrilla. bien podría comparar a Mechota con nuestro perro labrador: es enorme y parecer intimidante, pero en realidad no es más que un cachorro gigante con cerebro microscópico.

Así Mechota: aparenta más de lo que es. Como alguien dijo: “Para ser un MB tiene interiores baratos”. Y es que lo que mucha gente no sabe es que las Sprinter son vehículos comerciales. No fueron pensados en particulares, que haya personas que los compran es señal de que todavía hay familias conejo en este planeta. Esperenme poquito, creo que me mordí la lengua…

Como les decía, las vanes de Mercedes Benz son utilitarias, rudimentarias, muy básicas, es por eso que también hay versiones de carga.

A lo que voy: No por ser enorme y Mercedes Benz cuesta una fortuna – aunque si puede llegar a costarlo, pero solo si terceras personas las modifican -. Vamos, que el haber adoptado a Mechota no significa el habernos ganado la lotería, ni haber cosechado cierta hierbita, ni haber gastado ciertas donaciones, no, el precio de Mechota fue menor que lo que en su momento pagamos por la Vallena y por lo tanto las mensualidades serán menores, y es que el precio de las Sprinter no tiene ninguna relación con respecto a su tamaño.

Y ahora, lo más importante: ¿Cómo se maneja Mech0ta? Siendo sinceros, más que una mega van es un minibús, y no lo digo yo sino la propia MB en la placa de especificaciones del marco de la puerta muestra clasificación de autobús. Por lo tanto se maneja como un minibús, hace ruidos de un minibús, el motor suena como el de un minibús, es más tiene una salida de emergencia como un minibús.

Para subirse hay que subir dos escalones, una vez arriba, la posición de manjo es, en una palabra: dominante. Si los dueños de crossovers urbanos los prefieren por ser más altos que los hatchbacks en los que se basan, en la Mechota se puede ver hasta el horizonte, y más en estas tierras tan planas como un burro de planchar. Solamente los traileros están más arriba.

La visibilidad para todos lados es simplemente excelente, y cómo no, si tiene tremendas ventanas tamaño XL, empezando por el parabrisas que está a escasos centímetros de los pasajeros delanteros y ventanas laterales más grandes que las que tenemos en casa.

Pero no todo es color de rosa: Algo que extraño es el entrar a la carretera y en la rampa acelerar a fondo y escuchar el hermoso rugido de un V8, un turbodiesel V6 ni acelera ni se oye igual. Otra cosa: Mechota es el segundo vehículo del conglomerado Daimler que no tiene CD player!!! ¿Qué les pasa a esos Alemanes? ¿Acaso ya se descontinuaron los CDs en la tierra del Oktoberfest? Afortunadamente eso se solucionará pronto con otro sistema de infotenimiento cortesía del concesionario donde la compramos.

Ahora, ¿A qué hay que acostumbrarse y adaptarse? En primer lugar a la altura: ¡Adiós! ciertos aut0 – servicios de restaurantes y bancos, ¡Hasta nunca! Estacionamientos subterráneos o techados. ¡Fue un placer! estacionarse cerca de las entradas en centros comerciales y supermercados. Por si fuera poco, hay que recordar que la dieta de Mechota consiste de diesel y por lo tanto hay gasolineras que no lo venden, y ahora debo repostar entre camiones, trocas, trailers y VWs. Afortunadamente Mechota no es tan ruidosa ni tan contaminante como todos los vehículos mencionados.

Nos hemos dado cuenta de que Mechota genera envidia y respeto. Envidia de quienes asumen que vale más de lo que cuesta y respeto por lo mismo y porque también su presencia en el retrovisor del vehículo de adelante los hace moverse de nuestro camino.

En resumen: Mechota es un camionetón o minibús que cubre todas nuestras necesidades y le sobra capacidad. Seguramente nos hará felices por muchas millas, y es que ver a los demás conductores desde arriba, literal y figurativamente hablando, no tiene precio.

alsrac

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s