Mexico/USA/Viajes

Vacaciones 2013-14. Parte 1.

21 días, 6,174 kms, 10 estados y 2 países fue el tiempo y la distancia que estuvimos fuera de la rutina. También fue el tiempo que pasó más rápido.

Todo inició cuando por fin, después de 11 años laborando para la misma empresa, pude pedir vacaciones para Navidad y Año Nuevo. En el proceso rechacé una posición de trabajo, pero estarán de acuerdo que las vacaciones son más importantes. Nuestro destino para vacacionar jamás se cuestionó: México, y especificamente la hermosa Guadalajara, ciudad que por décadas fue nuestra urbe adoptiva. Otra cosa incuestionable fue el medio de transporte: terrestre; el aéreo despegaba estrepitosamente de nuestro presupuesto.

No recuerdo cuando empezamos a planear el viaje, pero requirió una tremenda logística el transportar 8 humanos: 2 adultos y 6 niños, uno de ellos nonato, aunque amenazaba constantemente con nacer a cualquier hora y en cualquier lugar. Sería simplemente imposible escribir todo lo acontecido en las últimas 3 semanas, así que, para no aburrirlos tanto, solo les contaré lo más interesante:

La Aventura inició el jueves 19 de Diciembre del 2013, cuando con 2 horas de retraso salimos de casa. Ibamos casi como gitanos de tantas cosas, y tratamos de proveer la mayor comodidad para nuestros pequeños y latosos pasajeros.

Todos ibamos muy abrigados, después de todo es invierno, pero conforme fuimos avanzando hacia el sur la temperatura subió a tal grado que la necesidad de chamarras quedó anulada. En nuestro camino pasamos por la autoproclamada y desconocida “Capital Aerea Mundial” que es Wichita, Kansas.

Planta de Spirit Aerosystems en Wichita, Kansas.

Horas después transitamos por Oklahoma City y vimos su orgullo: la torre Devon, que con sus 257 metros de altura es el edificio más alto del estado y ocupa el lugar 39 a nivel nacional.

Oklahoma City.

Cientos de millas más adelante siguió Fort Worth.

Fort Worth, Texas.

Ya entrada la noche la capital texana de Austin nos recibió con un embotellamiento.

Austin, Texas.

Lo mismo pasó en San Antonio, que con sus carreteras de “2 pisos” me hicieron sentir como en el mismísimo Distrito Federal.

Por último, 14 horas después de haber salido de casa llagabamos a Laredo, Texas, e inmediatamente compramos una póliza de seguro contra daños y robo total a la camioneta, no por aquello de lo que se lee de la inseguridad en México, sino por ley y obligación hacia la institución financiera que tan amablemente nos prestó el dinero para comprar a la Vallena y nos permitió sacarla del país.

La siguiente misión en la ciudad fronteriza, que por momentos pareció imposible fue encontrar un cuarto de hotel disponible para pasar la noche. Al tercer intento lo localizamos en un edificio que por tamaño y nombre daba la impresión de ser más caro.

A la mañana siguiente, al ver como empezaba a llenarse la carretera rumbo al sur, salimos del hotel, el cual se encuentra a solo 2 millas de la frontera. Esa distancia la recorrimos en 2 horas, nos desplazamos a 1 MPH, literalmente.

Pero allí no culminarían los retrasos, pues tardamos 3 horas en completar los “4 pasos” para poder entrar y circular en México como turistas.

Una vez resumiento el camino, y ya en tierras aztecas, pasamos por Nuevo Laredo, Monterrey, Saltillo y Matehuala. Cabe señalar que pareciera que cada población quiere cobrar por usar la carretera, pues las casetas de cuota abundan, y no son nada baratas.

Llegada la noche hicimos escala en la capital Potosina, no sin antes buscar un hotel durante una hora y media.

Como dato curioso, en territorio Estadounidense respeté siempre el límite de velocidad, una vez en México también lo hice durante los primero kms, pero al ver que nadie lo hacía decidí aplicar el dicho de: “Al país que fueres, haz lo que vieres”.

Así pues, hubo tramos donde alcancé hasta 97 MPH, que aclaro, solo fueron pocos kms y cuando la carretera lo permitía, además, cada que veía una patrulla bajaba la velocidad, incluso con la primera patrulla de cartón que me encontré lo hice.

Al día siguiente fue el tramo más estresante: carretera de 2 carriles, llena de curvas, tráfico pesado circulando “a vuelta de rueda” y poca gasolina hicieron que 30 kilómetros parecieran una eternidad.

Una vez con tanque lleno y carreteras rectas y de 4 carriles, por fin, 3 días y 2,488 kms después estabamos en nuestro destino.

Esperen pronto la segunda parte.

alsrac

Anuncios

2 pensamientos en “Vacaciones 2013-14. Parte 1.

  1. Buena novela!!! aqui al pendiente de la parte 2!!!

    Y bueno como comentario, es ridiculo respetar el limite de velocidad, te lo digo porque hay tramos carreteros que son de 60 kms/hr, reduces la velocidad y seguro alguien te pega. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s