Automotriz

Mi primer carro.

Uno de mis propositos de año nuevo, fue que, conforme lo permita el tiempo, el clima y la flojera, intentare que la cochera vuelva a ser cochera. Actualmente, siguiendo una bonita tradicion gringa es un cuarto multiusos: cuarto de tiliches, recamara de los perros y nuestro enorme “walk in” closet que tiene la ropa de invierno o verano segun la temporada opuesta a la que estemos viviendo. Curiosamente, los unicos autos que en la actualidad duermen en la cochera son los Power Wheels de mis hijos.

Quiero cambiar eso, aparentemente ya entendi lo que dijo un sabio: Como es posible que los tiliches duerman calientitos y bajo techo, mientras los autos, que son la segunda “inversion” o gasto mas grande estan expuestos a los elementos? Sabias palabras sin duda.

Asi pues, removiendo cajas de tesoros escondidos y olvidados, encontre una caja con fotos, fotos reales, de papel, tomadas con una camara Advantix a principios de la decada pasada. Entre las fotos encontre una muy especial: de la de mi primer auto, el Pirata:

DSCF5560

Al referirme al primer auto me refiero al primer carro comprado por nosotros mismos, no al heredado o regalado que ocasionalmente es quitado o reposesionado si no se cumplen ciertos requisitos como por ejemplo sacar buenas calificaciones. En cambio, un auto pagado con el propio bolsillo, aparte de no estar amenazado con embargos, al haber sido financiado con ahorros y esfuerzos, inconscientemente se cuidara mas y mejor.

Mi caso fue un poco distinto, se los comparto:

Llegando a mi actual ciudad adoptiva, despues de una experiencia un poco decepcionante en la desconocida capital estatal, lo primero que tuve fue un techo donde pasar los calurosos dias de verano, despues llego el Pirata y semanas despues el empleo. No es que ese sea el orden correcto de adquirir las cosas, pero necesitaba un auto para moverme y conseguir trabajo. Sin embargo, para mover el auto tenia que registrarlo y asegurarlo, eso cuesta dinero, y sin empleo, no hay dinero. El auto habia sido fiado por un conocido que se porto casi o mejor que familia.

En los primeros dias, incluso semanas no me quedo mas que caminar para ir al trabajo una vez que lo tuve, despues un buen samaritano me presto su bicicleta y hasta despues, cuando tuve el dinero suficiente pude registrar y asegurar mi super auto.

El Pirata era un Subaru XT 1986, podria considerarse el tatarabuelo del actual BRZ, no recuerdo cuantas millas tenia ni el dia que lo adopte, pero no olvidare que asegurarlo y registrarlo costo mucho mas caro que el mismo vehiculo. Recibio su nombre de Pirata debido al ojo negro que tenia y que le daba parecido al parche que usan los reyes del oceano.

xt

Tenia transmision manual y en aquel entonces ya habian pasado 5 años que no tocaba un auto con 3 pedales, sin embargo, al poco tiempo ya lo dominaba a pesar de solo tener 2 pies, sin duda Yuri Gagarin habia sido un buen maestro ya que no habia olvidado lo que me habia enseñado un lustro atras.

El auto era raro, no lo niego, por fuera era el tipico coupe ochentero japones con sus luces ocultas.

xt3

Por dentro era la interpretacion futurista segun los japoneses de Subaru, con un tablero digital con graficos dignos de un Atari y con unas protuberancias dignas de un avion de combate, asi mismo, tenia un volante asimetrico y una palanca de velocidades muy poco ortodoxa.

xt2

Con este auto conquiste las carreteras planas y monotonas de la region, pero lo mas importante, aprendi a manejar largas distancias sin control de velocidad crucero, sin radio y sobretodo, sin dormirme tras el volante.

Entre las mejoras que le hice fue pintarle el ojo para que entonara con el resto de la carroceria, aun asi, a pesar de sugerencias, conservo su nombre. Tambien le puse un parabrisas nuevo ya que el original tenia una especie de telaraña producto de algun golpe.

Me duro poco el gusto ya que al poco tiempo mataron a mi Pirata. Un imprudente e inepto me choco de frente una noche despues de salir del trabajo, a pesar de que el cobarde huyo, la policia local dio con el gracias a los testigos del accidente. Despues de cierto tiempo su aseguradora me pago casi 10 veces mas de lo que yo habia pagado por el. Nunca olvidare al Pirata, mi primer carro, que a pesar de su estetica y valor, fue fiel hasta la muerte.

No duden en compartir cual fue su primer auto, y por que no? Tambien su historia.

Aclaracion: solo la primera foto corresponde al Pirata, las otras 3 fueron tomadas prestadas de internet para propositos informativos.

alsrac

Anuncios

3 pensamientos en “Mi primer carro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s