Automotriz/Manejando

Manejando: Volvo S60 2019.

Para los que siguen preocupados porque los chinos de Geely  tienen las riendas de Volvo, les tengo buenas noticias: los Suecos están mejor que nunca.

Prueba de ello es el sedán compacto de la marca, el S60, el último en ser actualizado que me atrevo a decir, es mejor que algunos de sus rivales, incluso Alemanes. Pero vayamos por partes.

La imagen exterior si bien es conservadora, es elegante también, no ha caído en la moda de las parrillas enormes y no le hace falta pues así se ve discreto y de buen gusto.

Si acaso la parte trasera es un poco controversial ya sea por la forma de las calaveras o porque son relaivamente grandes, pero eso ayuda a distinguirse y no es algo a lo que no nos acostumbremos.

 

Lo importante está en el interior, donde una cabina contemporanea y minimalista nos invita a manejar el auto con la menor fatiga y la máxima seguridad, Porque a pesar de  tener nuevos dueños, la seguridad sigue siendo prioridad. Entre las curiosidades del S60 y todos los Volvo actuales tenemos la pantalla de tamaño generoso posicionada verticalmente y el botón de encendido que es más bien una perilla cuadrada que hay que girar a la derecha. La imagen de la cámara de reversa es buena y la alfombra es fácil de limpiar.

La unidad manejada era un T6 Momentum, lo que significa que era la variante de entrada y aún asi se respiraba el lujo y la calidad, además, eso significa que el motor 2.0L de 4 cilindros solo alojaba a 250 caballos y creanme, esos equinos son suficientes para un manejo decente pues el auto nunca se siente falto de potencia, por si eso fuera poco, el resto del conjunto hacen que este vehículo se sienta firme en su manejo aunque confortable para sus pasajeros gracias a unos asientos cómodos.

Para quienes 250 equinos no son suficientes, Volvo ofrece una variedad de potencias sacadas curiosamente modificando el mismo motor base:

  • Poniéndole un turbo al supercargador entrega 316 HP y Volvo lo llama T6.
  • Agregándole un motor eléctrico, la potencia combinada es de 400 HP y se le conoce como T8.
  • Por último, cuando le mete mano Polestar la potencia aumenta a 415 HP.

Todos están unidos a una transmisión automática de 8 velocidades.

En Estados Unidos hay cuatro  variantes y el rango de precios esta muy distanciado, se los muestro en dólares:

  • Momentum: $36,050
  • R-Design: $43,545
  • Inscription: $43,545
  • Polestar: $65,445

Los colores a elegir son hasta 10 aunque un par son exclusivos de ciertas versiones:

  • Negro Piedra
  • Blanco Cristal
  • Gris Osmio
  • Gris Pino
  • Gris Guijarro
  • Gris Abedul
  • Plateado Brillante
  • Azul Mezclilla
  • Azul Estallar
  • Rojo Fusión

 

Teniendo de rivales a los Europesos Alfa Romeo Giulia, Audi A4, BMW Serie 3, Mercedes Benz Clase C, Jaguar XE,  los Asiaticos Acura TLX, Infiniti Q50, Lexus IS, Genesis G70 y los Americanos Cadillac CT5 y Lincoln MKZ, es facil ver que el Volvo tiene la elegancia, el lujo y la exclusividad que algunos ejemplares más establecidos ya han perdido haciendo del Sueco una opción más que interesante a considerar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s